Mensaje del Rector


Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles

(Bertolt Brecht)

Es un honor dirigirme a ustedes mediante esta narrativa, porque dirigirse a los y las jóvenes de nuestro estado, es interactuar con los seres más nobles, a los más limpios, a los más generosos de un país. Es para mí un gran privilegio saludarlos y ofrecerles, por este medio, una cordial bienvenida a nuestra Universidad, que los recibe con el afecto que se merecen y sobre todo ser temerarios, convincentes en la necesidad de fortalecer las artes en nuestra entidad a través de la preparación universitaria .

Créanme que estamos realmente orgullosos de que ustedes formen parte de nosotros, y los saludamos, no como a insólitos, ni desconocidos, sino como buenos andantes del Arte, de esta manera el IESAEO abre sus puertas para quienes gusten conocer nuestra trinchera universitaria. Consecuentemente reconocemos a los estudiantes que continúan en su formación como profesional del arte, en los planes ascendentes, los estudios emprendidos con anterioridad en esta su Universidad, les expreso mi deseo de que continúen haciéndolo con el mayor de sus esfuerzos, que no se relajen en su aprendizaje que los conducirá al éxito en su vida.

Que su compromiso hacia la preparación individual que el Instituto de Estudios Superiores en Artes Escénicas de Oaxaca, no pretende, hace en todo y cada uno de sus alumnos, sean totalmente firmes; jamás se amedrenten aunque hayan tenido algún obstáculo en su formación académica y personal, no derroquen su actitud de seguir adelante; empleen su raciocinio e inteligencia para encontrar, definir y corregir sus tropiezos y sean fuertes, humildes cuando el éxito los colme.

Sean ustedes bienvenidos para integrarse a nuestra comunidad estudiantil; esperamos que su ideología e interés en el estudio, se extienda a medida que el tiempo pase, y que el regocijo de su juventud vaya encauzada a alcanzar los objetivos que se han propuesto.