Historia IESAEO


La creación del Instituto de Estudios Superiores en Artes Escénicas de Oaxaca a finales del año 2010 marcó el inicio de un nuevo proceso en el contexto educativo del estado: el de la profesionalización de jóvenes y personas en servicios profesionales en el campo de las ARTES, tarea que había sido soslayada ante las necesidades de satisfacer la demanda educativa de la población mediante la preparación y formación de nivel universitario en el estado, dando como resultado ser la primera institución oficial en promover las artes escénicas en las áreas de Danza y Teatro y en general, las Artes.

El espíritu universitario e innovador de esta joven institución se refleja en sus tres tareas fundamentales: la formación académico universitaria, como ejercicio profesional; la investigación, como actividad de búsqueda y mejora permanente; y de la difusión, cómo estrategia de comunicación e intercambio de cultura artísticas: bajo cinco líneas curriculares de formación: La investigación, docencia, técnico-motriz, coreografía, gestión y producción de proyectos artísticos, y el área de teatro se agregan, la producción escénica, la dirección teatral y la de actor profesional, asumiendo así un gran compromiso  con la sociedad en general, para ofrecer, en conjunto, un servicio educativo caracterizado por el nivel profesional de sus egresados.

Todo bajo una filosofía institucional que se sintetiza en el siguiente objetivo:

“Forma integralmente y con base en un enfoque humanista profesionales del arte que diseñen, instrumenten, ejecuten, evalúen e investiguen procesos educativos orientados al logro de una educación de calidad en el arte con espíritu de competencia bajo una actualización en las distintas disciplinas artísticas de nivel básico, medio superior, así como, en los ámbitos no formal, permitiendo un desarrollo integrado a las dinámicas académicas de propuestas locales, regionales, nacionales e internacionales”

Hoy, a cinco años de distancia, es importante tomar de referencia a las acciones concretas que han fijado sus bases y su trascendencia, desde el inicio, mediante los Programas de Licenciatura en Artes Escénicas en Danza Folklórica, Danza Contemporánea y Teatro y en Modalida Semiescolarizada la Licenciatura en Artes; su consolidación en el contexto educativo estatal al ofrecer estos estudios; y su prospectiva, como institución formadora y actualizadora cuyo campo de acción se ve enfrentado por los retos que impone una sociedad en constante y vertiginoso cambio.